Germinar en un semillero

Cuando llega esta época, finales de febrero y primeros de mayo es el momento de empezar a planificar la cosecha que quieres recolectar en verano. Si quieres tener tomates, calabacines, lechugas, berenjenas… Esta es la época de empezar con el semillero.

¿Qué es un semillero?

Un semillero es un lugar donde plantaremos las semillas para que puedan crecer en unas condiciones óptimas y luego ser trasplantadas. ¿Es necesario hacer esto? Es aconsejable, ha que te adelantas a la época de plantarlo directamente en tu huerto, así cuando ya es época y la temperatura es ideal para su crecimiento, tus plantas ya están crecida y agarraran bien en la tierra.

semilla germinar
El semillero sirve para proteger a las semillas y esa primera etapa de germinación de las fuertes heladas y las plagas. Así en el primer momento, una de las partes más delicadas, crecerán más controladas por ti, y por lo tanto con más cuidados.
Las plantas estarán en el semillero durante un mes o mes y medio, en ese momento ya están listas para ser trasplantadas.

¿Qué voy a plantar?

Es importante que te planifiques y sepas qué verduras quieres plantar y la cantidad. Haz una planificación, ya que más tarde cuando siembres en tu huerto plantarás aquello que tengas en el sillero.

Las semillas germinarán en distintos momentos según la planta, pero no tardarán muchos días en que las raíces salgan. Ira el proceso entre una y tres semanas.

Condiciones para la germinación

Mantén el semillero dentro de casa con una temperatura adecuada, alrededor de los 20°C. Si tienes el recipiente fuera puedes cubrirlo para crear un invernadero, pero debe ser un material que deje pasar el sol. Ya que en este momento necesitan mucha luz.

Una buena opción es cortar una botella de 5 o 8 litros por la mitad en vertical y así podrás conseguir una tapa en forma de burbuja de tu propio invernadero.

Compartir
Artículo anteriorReceta de batido de fresas
Artículo siguienteFrutos rojos

3666 Comentarios