Bonsáis: Cómo empezar

Cómo hacer un bonsái

Los Bonsáis son árboles que se mantienen en un tamaño pequeño durante su cultivo, se usan técnicas para formarlo y conseguir que no crezca a tamaño real.
Si quieres tener un bonsái puedes optar por crearlo desde el principio o bien comprarlo ha listo para cuidarlo y mantenerlo.
A continuación se detallan las distintas maneras de poder conseguir un bonsái.

Técnicas para crear un bonsái desde el principio

    • Comprar uno en una tienda puede ser la opción más práctica y rápida de tener un bonsái. Puedes encontrar más n cualquier centro de jardinería o bien tiendas online. La mayoría ofrecen muchas variedades que entre las que podrás escoger. Antes de dirigirte a comprarlo decide dónde lo vas a ubicar, de esta manera te centradas en bonsáis de exterior o interior. Esto es muy importante para que tu bonsái sobreviva.
    • Otra opción mas económica es ir tu mismo al bosque y recolectar un árbol en la naturaleza. Aquí tendrás que informarte sobre la zona en la que tienes intención de recoger el bonsái ya que muchos de los bosques de nuestro país están protegidos. Y también te puedes encontrar con que alguna especie en concreto no se pueda arrancar de su entorno natural o necesites un permiso determinado.

  • Cultivar un Bonsái con esquejes o semillas es la forma más lenta de crear tu propio árbol. Ten en cuenta que un árbol necesita de un tiempo prolongado para tener consistencia de árbol y formar todas sus partes. Tendrás que tener paciencia pero es la forma más gratificante ya que  verás crecer tu bonsái desde el l inicio. Puedes obtener las semillas recolectándolas o bien comprándolas en un vivero o online. Los esquejes se pueden plantar prácticamente durante todo el año, aunque siempre es mejor consultar según la especie que plantes.
  • Técnicas de reproducción de Bonsái. Se puede usar el injerto para hacer la unión de dos partes distintas de un árbol, por ejemplo, esta técnica consiste en unir dos ramas y hacerlas confluir en un punto donde antes estaba separadas. También se puede unir parte del tronco.

Con una introducción como esta debe servirte para poder iniciarte en el mundo de los Bonsáis y saber escoger el tipo de árbol por el que quieres empezar. Escoge la que más se adapte al tipo de plantación que quieres tener. Aunque puede parecer una técnica complicada y que tiene una trayectoria de cientos de años, es un mundo fascinante donde iniciarse. ¡No te detengas!