Skip to content

Alocasia – Oreja de elefante – Cómo cuidar y cultivar Alocasia Cucullata

5 octubre, 2020
Cuidados y mantenimiento de Alocasia cucullata

La planta Alocasia Cucullata, apodada como ‘Palma de Buda’ o Marquesa, es una famosa opción de planta de interior.
Se ha ganado este nombre único debido a sus delgados tallos unidos a grandes hojas en forma de corazón que parecen ondear con la más mínima brisa.

La planta de Cucullata prospera con luz solar brillante y moteada. Requiere ambientes con humedad media. A las plantas de Alocasia Cucullata les encantan las temperaturas cálidas y agradables y disfrutan de ser empañadas de vez en cuando. Estas bellezas se desarrollan mejor en suelos húmedos y con buen drenaje.

La Alocasia Cucullata es una especie tropical que pertenece al grupo de plantas Alocasia, también conocidas como plantas orejas de elefante. La especie Cucullata es más pequeña que sus compañeros, lo que la convierte en una opción ideal como planta de interior.

Cuidados básicos de la planta alocasia

Suelo

La planta de Alocasia Cucullata crece bien en suelos sueltos, con buen drenaje y ligeramente arcillosos. No mantenga la tierra excesivamente húmeda ya que aumentará la probabilidad de infección.

Le sugiero que use tierra suelta orgánica y bien aireada que tenga una cantidad considerable de turba. Si cree que la tierra de plantación es demasiado pesada, agregue un poco de perlita o tierra de construcción.

Deje que la parte superior de 1 a 2 pulgadas del suelo se seque antes de regar su planta Cucullata. Esto mantendrá la cantidad necesaria de humedad y reducirá la posibilidad de infección por hongos.

El pH ideal del suelo para esta especie tropical es de 5,5 a 6,5 ​​(ligeramente ácido). La acidez del suelo permite que la planta absorba los nutrientes de manera más eficiente. La mezcla para macetas debe tener un buen drenaje y un suelo franco quebradizo.

Asegúrese de que el suelo no esté demasiado seco o demasiado húmedo, y su Alocasia Cucullata crecerá como una planta feliz.

tronco o tallo de la planta alocasia
tronco o tallo de la planta alocasia

Riego (Agua)

En ambientes similares al hábitat natural de la Alocasia Cucullata, el riego una vez por semana es suficiente. Sin embargo, sus necesidades pueden cambiar según la temporada y su entorno. Puede esperar a que se sequen las 2 a 3 pulgadas del suelo antes de agregar agua.

En los inviernos, la planta está mayormente inactiva, así que riegue su planta Cucullata solo cuando sea necesario. Intente regar uniformemente la planta de Cucullata, de modo que el agua sea accesible a todas las partes. Como ocurre con otras plantas, el riego excesivo expone a la planta Cucullata a diversas infecciones.

La infección puede presentarse en forma de hojas húmedas, pudrición de raíces, hojas descoloridas y más. Esto puede ser una pesadilla absoluta para los propietarios de plantas de interior. Para evitar tales contratiempos, riegue su planta de Cucullata moderadamente hasta que su suelo esté empapado, pero no mojado.

Controle el suelo de su planta de Alocasia Cucullata para determinar si necesita agua o no. Una característica excelente de la planta Cucullata es que se forman pequeñas gotas en las puntas de sus hojas cuando recibe agua en exceso. Esto ayuda a drenar la humedad innecesaria.

Sin embargo, esta agua puede ser irritante para la piel humana y dañina para las mascotas. Por lo tanto, es mejor limpiarlo con cuidado con un paño.

hojas de alocasia
hojas de alocasia

Exposición al sol

Las necesidades de iluminación de las plantas de Alocasia son bastante simples. Como la mayoría de las plantas, esta especie tropical disfruta de una luz solar brillante y filtrada . Sin embargo, no debe ser demasiado directo ya que puede provocar quemaduras en las hojas.

Coloque su Cucullata donde la luz solar indirecta moteada la golpee. Puede colocarlo cerca de una ventana o justo dentro de la puerta de su balcón. Asegúrese de que la luz que entra en contacto con él no sea demasiado fuerte.

Antes de comprar una planta de Cucullata, puede preguntar si está expuesta al sol. Estas plantas a menudo pueden tolerar los rayos del sol relativamente más duros y producir hojas que son más verdes que el promedio.

Sin embargo, no obligue a su planta a crecer en condiciones de iluminación desfavorables. Una planta sana con hojas bastante verdes es mucho mejor que una deshidratada y marchita.

Si nota que su planta tiene tallos de piernas largas o se mueve excesivamente hacia un lado, es probable que esté tratando de crecer hacia un lugar más brillante. En tal escenario, cambie la ubicación de su planta Cuculatta y colóquela en un lugar más soleado y parcialmente sombreado.

Alocasia en macetas
Alocasia en macetas

Temperatura

La Alocasia Cucullata es una especie de selva tropical pura. Como era de esperar, esta belleza tropical ama las temperaturas cálidas. Su rango de temperatura ideal es de 64 a 72 grados Fahrenheit (18 a 22 grados Celsius).

La mayoría de los hogares típicos se encuentran dentro de este rango de temperatura. Esto hace que sea relativamente fácil para la planta Cucullata prosperar y crecer. Siempre que mantenga su planta Cucullata alejada de corrientes de aire directas, por ejemplo, de acondicionadores de aire y calentadores, se desarrollará bien.

Sin embargo, si vive en un área con temperaturas extremas, es mejor mantener la planta Cucullata en el interior. Aunque es duradero, no puede soportar condiciones desfavorables durante demasiado tiempo. Si se mantiene a temperaturas por debajo de 60 grados Fahrenheit, puede arrojar todas sus hojas.

La Alocasia Cucullata es una planta sensible a la temperatura. Por lo tanto, vigile de cerca la temperatura a la que mantiene su planta de Cucullata.

Humedad

Las plantas de Alocasia Cucullata crecen mejor en niveles altos de humedad. El rango de humedad ideal para una planta de Cucullata es de 65% a 80%. Asegúrese de que no caiga por debajo del 60%, ya que puede provocar hojas secas.

Por mucho que aman la humedad, asegúrese de no proporcionar humedad excesiva a la planta, por ejemplo, rociando la planta con regularidad. Niveles tan altos aumentarán la susceptibilidad de la planta a infecciones y enfermedades.

Sin embargo, asegúrese de mantener un nivel de humedad lo suficientemente alto para que la planta crezca fácilmente. Si la humedad de su área es demasiado baja, coloque su planta de Alocasia Cucullata en una bandeja que esté llena de guijarros y agua. Agregue agua hasta que esté justo debajo de las raíces de la planta, pero no las toque directamente.

Si eres fanático de los dispositivos y la tecnología, puedes usar un humidificador para elevar la humedad al nivel deseado.

También puede rociar sus alrededores con agua tibia para alcanzar el nivel de humedad preferido. Alternativamente, puede agrupar todas sus plantas de interior.

Fertilizante

Las necesidades alimentarias de la planta Alocasia Cucullata son similares a su tamaño, grande. Alimente su planta de Cucullata cada dos semanas o dos veces al mes, especialmente desde finales de marzo hasta septiembre, con un fertilizante de buena calidad .

También puede alimentarlo con un fertilizante de liberación lenta o un fertilizante líquido diluido. Sin embargo, no alimente a la planta durante la temporada de invierno, ya que no tiene un crecimiento activo durante esta época del año.

Tenga cuidado de no fertilizar en exceso su planta de Alocasia Cucullata, ya que puede causar la acumulación de sales innecesarias, lo que eventualmente conduce a puntas de hojas quemadas.

Trasplante

El follaje exuberante, verde y en forma de corazón de la Alocasia Cucullata se ve excelente tal como está. Sin embargo, para realzar su belleza, puede colocarlo en recipientes y cestas elegantes. A las plantas de Cucullata les gusta estar unidas a las raíces; por lo tanto, un recipiente que se ajuste a sus raíces es el mejor para trasplantarlo.

Solo necesitas trasplantar la planta de Cucullata una vez al año. Deje que sus raíces permanezcan ligeramente apiñadas para asegurar un crecimiento saludable. Trasplantarlo al comienzo de la temporada de crecimiento de verano y primavera.

La planta no crece activamente durante las estaciones más frías. Por lo tanto, no es necesario trasplantarlo durante este tiempo.

Poda

La Alocasia Cucullata es una planta relativamente grande. A menos que tenga suficiente espacio para que crezca, puede ser un problema. Por lo tanto, puede requerir poda para controlar el tamaño de vez en cuando.

Tome un par de tijeras de podar o tijeras y pode 1 o 2 enredaderas de la planta Cucullata con cuidado. Corte las hojas inferiores, preferiblemente ya que a menudo se forman hojas nuevas en la parte superior.

También puede cortar las hojas amarillas y de aspecto muerto, ya que pueden verse desagradables. Simplemente pueden tener esta apariencia debido a la vejez o una infección por hongos.

Podar las hojas amarillas y muertas no solo hará que su planta se vea más delicada y hermosa, sino que también disminuirá la probabilidad de propagación de enfermedades si están presentes.

Asegúrese de esterilizar su equipo de jardinería antes de usarlo en cualquiera de sus plantas. Esto minimiza la transferencia de infecciones y enfermedades.

Propagación de alocasia cucullata

Las plantas de Alocasia Cucullata crecen o se reproducen a partir de rizomas en el suelo. El método perfecto para propagar las plantas de Cucullata es dividir los rizomas.

Le sugiero que propague esta especie tropical durante la primavera o justo antes del comienzo del verano. Este es el período en el que la planta de Cucullata acaba de salir de su fase de letargo invernal.

Antes de propagar, asegúrese de que sus herramientas de jardinería estén limpias y desinfectadas. Use alcohol isopropílico para deshacerse de los gérmenes y prevenir la propagación de infecciones.

Método de propagación por rizomas

Siga la guía a continuación para propagar una planta de Cucullata:

  • Prepare una mezcla para macetas que contenga tierra orgánica que drene bien y recolecte agua que no contenga cloro.
  • Con la ayuda de una pala, excave con cuidado alrededor de una planta madura de Cucullata.
  • Ahora levántelo del suelo.
  • Asegúrese de cavar un mínimo de 12 pulgadas alrededor de la planta para evitar dañar sus raíces o los rizomas.
  • A continuación, saque suavemente la planta del suelo por completo y retire el exceso de tierra de la planta y las raíces.
  • Verá algunos tubérculos largos justo debajo del suelo donde estaba creciendo la planta Cucullata.
  • Divide cada uno de estos tubérculos. En su mayoría, los tubérculos son fáciles de dividir. Sin embargo, si tiene dificultades, use un cuchillo limpio o un par de tijeras para separarlos.
  • Ahora, en un recipiente, coloque uno de los tubérculos y asiente bien sus raíces.
  • Llene este recipiente con agua. Si solo tiene agua clorada, déjela reposar durante 24 horas antes de agregarla a la mezcla para macetas.
  • Firme esta mezcla con los dedos. Asegúrese de que no haya exceso de agua en el recipiente.
  • Coloque este recipiente en un lugar bien iluminado que reciba mucha luz solar moteada brillante.
  • Rellene el agua cuando sea necesario y espere a que la planta crezca.
  • También puede agregar una pizca de fertilizante líquido para promover el crecimiento.

Floraciones

La Alocasia Cucullata produce pequeñas flores blancas o de color crema durante los veranos. Sin embargo, son intrascendentes en comparación con las exuberantes hojas verdes de la planta. Se cultiva principalmente por su follaje único.

Crecimiento

La especie Alocasias Cucullata da lugar a grandes hojas en forma de corazón. Crece principalmente durante las temporadas de verano y primavera y se vuelve inactivo durante el otoño y el invierno.

La planta de Cucullata puede crecer hasta 13 pies (4 metros). Son cultivadores rápidos. Por lo general, dejan caer las hojas viejas rápidamente, pero son igualmente rápidos en el crecimiento de follaje nuevo.

Bríndele sus condiciones de cultivo ideales para ayudarlo a alcanzar su máximo potencial en términos de altura y crecimiento general.

Problemas comunes de de alocasia cucullata

Xanthomonas

Una enfermedad común de esta planta es Xanthomonas . Se presenta como manchas negras o marrón oscuro en el lado superior o inferior de las hojas y un borde amarillo alrededor de dichas manchas.

Esto se puede evitar regando la planta solo cuando sea necesario. Del mismo modo, no moje sus raíces en agua, ya que eso también aumentará la posibilidad de un ataque de hongos o bacterias.

Daños por el sol

Las hojas de la planta Alocasia Cucullata pueden comenzar a quemarse si se colocan bajo la luz solar directa. No exponga su planta Cucullata a la luz solar intensa. Es mejor colocarlo en el interior. Cultívelo al aire libre solo en un lugar parcialmente sombreado.

También puede colocarlo afuera al sol de la tarde o temprano en la mañana si la luz del sol no es demasiado directa.

Plagas y enfermedades

Las plagas comunes de las plantas de Alocasia incluyen pulgones, cochinillas, ácaros y escamas. Para prevenir un ataque, use aerosol insecticida o jabón cada pocas semanas. Esto también ayudará a que la planta se mantenga libre de polvo.

En caso de infestación, obtenga aceite insecticida ultrafino o aceite de Neem. Esto ayudará a deshacerse de las plagas y sus huevos.

Hojas flojas /Amarillas

La Alocasia naturalmente puede dejar caer algunas hojas amarillas o flojas. Esto es principalmente normal porque la planta de Cucullata solo puede contener una cierta cantidad de hojas a la vez. Además, esta también puede ser una forma de administrar y distribuir la nutrición al nuevo follaje de la planta.

Sin embargo, si deja caer una cantidad anormal de hojas de varios lugares, puede ser alarmante. Verifique si está regando demasiado o poco su planta o cambie su ubicación a un lugar más brillante con luz solar moteada.

Las plantas de Alocasia pueden sufrir otras enfermedades como la mancha foliar y la corona, el tallo y la pudrición de la raíz. Evite regar en exceso su planta y asegúrese de que haya una buena circulación de aire alrededor de la planta para evitar la aparición de estas enfermedades.

Consejos para cultivar alocasia

  • La planta de Cucullata a menudo arroja una hoja cuando crece una nueva. Es normal; por lo tanto, no se asuste.
  • Riega la planta de Cucullata con agua a temperatura ambiente.
  • Cultive la planta en una mezcla de tierra para macetas húmeda y bien drenada con suficientes nutrientes.
  • Deje que se adhiera ligeramente a las raíces para un crecimiento más saludable y rápido.

 

Ver más

¡Suscríbete a nuestro boletín!

    Etiquetas: