Skip to content

Cómo fertilizar nabos

31 enero, 2020
Cómo fertilizar o abonar nabos

Los nabos, tubérculos repletos de vitaminas y nutrientes, tienen muchos usos en la cocina. Las raíces de nabo son una excelente adición a las sopas y guisos, y las verduras ofrecen un sabor audaz cuando se cuecen al vapor o salteado.

Los verdes también tienen valor ornamental cuando se cultivan como plantas fronterizas cerca de una acera o macizo de flores. Para obtener los nabos más grandes y sabrosos en su huerto familiar, modifique su suelo con fertilizantes ricos en nutrientes antes y después de plantar.

  1. Extienda de 2 a 4 pulgadas de materia orgánica compostada sobre 100 pies cuadrados de suelo.
  2. Aplique de 2 a 4 tazas de fertilizante para todo uso, como 10-10-10, 10-20-10 o 16-16-8, por cada 100 pies cuadrados.
  3. Trabaja el fertilizante y la materia orgánica en las 6 pulgadas superiores del suelo con una pala, luego planta tus nabos.
  4. Fertilice los nabos nuevamente seis semanas después de la primera vez. Use 1/3 taza de un fertilizante a base de nitrógeno, como 34-0-0 o 21-0-0, por cada fila de 10 pies. Mezcle el fertilizante en el suelo al lado de cada planta.

Los nabos necesitan nitrógeno adecuado para desarrollar un color verde oscuro. Cuando las plantas midan entre 4 y 5 pulgadas de alto, aplique ½ taza de fertilizante por cada 10 pies de hilera. Extienda el fertilizante al lado de las plantas, mézclelo ligeramente con el suelo y riéguelo en el suelo.

Cosas que necesitarás

  • Materia organica compostado
  • Fertilizante para todo uso
  • Pala
  • agua

Adicional

  • Cubra el suelo con una capa de mantillo, como hojas o astillas de madera, para proteger los nabos de las malas hierbas y las plagas.

Advertencia

  • No le dé demasiado fertilizante a los nabos. El fertilizante excesivo estresa las plantas y las debilita.

Ver más

¡Suscríbete a nuestro boletín!

    Etiquetas: