Skip to content

¿Cómo hacer un huerto con el método Montessori?

11 enero, 2021 | Comentarios (0)
¿Cómo hacer un huerto con el método Montessori?

Hacer un huerto con el método Montessori puede ser una buena opción para ayudar a tus hijos a independizarse y así desarrollarse. También es bastante útil para tener una vida más amable con el entorno, y logrando adquirir productos orgánicos, buenos para la alimentación.

El hecho de que los niños se involucren en estas tareas y dirijan todo el proceso, hace que ellos sean más autosuficientes. Es una estrategia de la psicopedagogía que requiere de las herramientas esenciales para los niños, haciendo que ellos logren las tareas independientemente.

A continuación, explicaremos sobre cómo hacer un huerto con el método Montessori.

¿Qué es el método Montessori?

El método Montessori es un modelo educativo creado por la educadora María Montessori a partir de los últimos años del siglo XIX. Dicho modelo fue reconocido como una corriente de la filosofía de la educación, aplicado por muchas personas e instituciones en el mundo.

Una página en la web donde podemos buscar información sobre este tema es el de Pequefelicidad.com, que habla mucho sobre estos huertos. Esta plataforma tiene como finalidad utilizar herramientas para que los niños puedan aprender de una forma divertida y muy agradable al crecer.

Dicho modelo mencionado anteriormente deja que el niño sea capaz de dirigir las actividades para lograr su propio aprendizaje y desarrollo educativo. Todo este proceso debe ser supervisado de cerca, para poder redirigir y apoyar la situación en cualquier momento que se pueda presentar.

Para que esto resulte con éxito, el entorno del niño tiene que estar preparado con las herramientas para que él pueda desenvolverse. Tanto el espacio como los elementos que utilizará deben estar adaptados al nivel de desarrollo que posee, para permitir su fácil uso.

María Montessori fundamentó estos conocimientos a partir de unas experiencias y trabajos que tuvo con unos niños pobres que estaban en Roma. También se fijó en algunos niños con discapacidades físicas que estaban en un hospital, y que eran considerados marginados por la sociedad.

Con estos niños de diferentes características personales, pudo observar que el método de su pedagogía podía aplicarse a todos, sin ninguna distinción. También en los resultados observó que los niños podían desarrollar independencia y seguridad, además de comprender y conocer la libertad con límites.

Gracias a todos sus aportes y fundamentos, se cambió el concepto de la escuela como un lugar donde el maestro imparte conocimientos. Ahora el niño podía desarrollar su inteligencia con materiales, herramientas y un entorno adecuado.

Pasos para hacer un huerto con el método Montessori.

Lo primordial para hacer un huerto con el método Montessori es buscar las herramientas indispensables para poder crear este espacio con niños. Igualmente se debe buscar un espacio adecuado para poder sembrar todo lo que se quiere, recordando que es un huerto en casa.

Todo esto se trata de un proceso de planificación, donde además de escoger las herramientas y el espacio, se escogen las plantas. Las mismas tienen que lograr crecer en el lugar designado, por lo que como se encuentre el lugar, se eligen las opciones.

En lugares donde no es posible que reciba luz directa la siembra, se deben escoger plantas que crecen fácilmente en el interior. Así no habrá complicaciones ni errores, y el proceso del huerto tendrá mejores resultados por haber tenido estas características importantes en cuenta.

Para poder llamar la atención de los niños en la creación del huerto, se le puede dar énfasis a la importancia ecológica. También muchos niños sienten emoción cuando algo que han hecho ellos con mucho trabajo les de buenos resultados y que reciban felicitaciones.

Hay que recordar que todo el momento de siembra y adaptación donde los niños trabajen, debe ser algo totalmente supervisado y controlado. Sin embargo, las acciones las deben hacer ellos, para que sientan la responsabilidad de su trabajo y vena el fruto del esfuerzo.

Esta es la forma más directa para hacer que una persona pueda independizarse, mostrarle los buenos resultados del trabajo que puede realizar. Hacer un huerto con el método Montessori ayuda a que los niños visualicen con el tiempo cómo evoluciona el esfuerzo que hicieron.

Otra manera de seguir involucrándolos es guiarlos en el proceso de riego y supervisión de las plantas que sembraron en el huerto. Se fomenta el trabajo continuo y la importancia del seguimiento a todo el trabajo.

Algunos consejos adicionales para lograr hacer un huerto con el método Montessori.

  • Hay que ser pacientes a la hora de hacer un huerto con el método Montessori, aceptando los fracasos y aprendiendo de ellos. Esto también es un rasgo que los niños deben aprender a manejar, poder superar los obstáculos y seguir intentando hasta ganar recompensas.
  • Es importante darle más importancia al proceso que al resultado, ya que es allí donde se desarrolla el aprendizaje de los niños.

Ver más

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Siguiente »
    Etiquetas: