Skip to content

Como usar aceite de neem en el jardín

7 diciembre, 2019

El aceite de neem está hecho de las semillas del árbol de neem ( Azadirachta indica ), que es nativo de la India. Desde la antigüedad, el árbol de neem ha sido apreciado como un remedio sagrado e ingrediente importante en la medicina ayurvédica. En el jardín, el aceite de neem cuenta con un poderoso ingrediente insecticida, azadiractina , que lo convierte en una excelente opción orgánica para controlar una variedad de problemas.

Usos del aceite de neem

El aceite de neem se puede usar para tratar varias problemas en el jardín, que incluyen:

  • Insectos: el aceite de neem mata o repele muchos insectos y ácaros dañinos, incluidos pulgones, moscas blancas, caracoles, nematodos, cochinillas, gusanos de la col, mosquitos, polillas, cucarachas, moscas, termitas, mosquitos y escamas. Mata a algunos insectos directamente, ataca a las larvas de otros y repele a los herbicidas con su sabor amargo.
  • Hongo: El aceite de neem también es efectivo para prevenir enfermedades fúngicas como la mancha negra, la antracnosis, el óxido y el moho.
  • Enfermedad: como si eso no fuera suficiente, el aceite de neem también combate los virus que pueden dañar las plantas.

Ventajas del aceite de neem

El aceite de neem es una opción popular en jardines orgánicos porque es:

  • No es tóxico: siempre que no se rocíe directamente sobre ellos, el aceite de neem no es tóxico para los insectos beneficiosos del jardín, como avispas depredadoras, abejas, lombrices de tierra, hormigas, arañas, mariquitas y mariposas adultas. El aceite de neem también se considera no tóxico para los humanos, las aves y otros animales (ver más abajo) y se puede usar en frutas, verduras y plantas con flores.
  • Orgánico: el aceite de Neem se basa en plantas y se puede obtener fácilmente de árboles de neem cultivados orgánicamente.
  • Biodegradable: el aceite de neem se descompone rápidamente y no deja residuos duraderos.

Cómo aplicar el aceite de neem

El concentrado de aceite de neem generalmente se mezcla con agua y se rocía en ambos lados de las hojas de las plantas. Debido a que el aceite y el agua tienden a separarse, deberá mantener la solución bien agitada. También puedes mezclarlo con jabón insecticida para un doble golpe. El aceite de neem se embotella en diferentes concentraciones, así que siga las instrucciones del paquete para obtener las proporciones correctas de aceite en agua.

Otros usos para el aceite de neem

Si le preocupa la seguridad del aceite de neem en comparación con otros productos en su jardín, considere que el neem a menudo se usa como ingrediente en:

  • Productos cosméticos
  • Champús (incluidos los champús para mascotas para el control de pulgas / garrapatas)
  • Repelentes naturales de insectos.
  • Remedios médicos alternativos para usos antisépticos, antivirales, antifúngicos y antiinflamatorios.

Las únicas precauciones de salud para el aceite de neem se relacionan con el consumo real del aceite, y el uso del jardín no parece representar ningún riesgo para la salud. Al igual que con cualquier químico, orgánico o sintético, use aceite de neem solo con moderación cuando sea necesario, y lave bien todas las verduras y plantas antes de comer.

Ver más

¡Suscríbete a nuestro boletín!

    Etiquetas: